¡Valentino!

Valentino-Garavani-Chateau-de-Wideville (1)

Valentino. Todas desearíamos tener, por lo menos, una prenda suya en nuestro fondo de armario. Desgraciadamente, desde esta sección no podemos todavía facilitaros ninguna forma de conseguirlo que no sea gastando menos de tres cifras de vuestro dinero.

Sin embargo, podemos haceros un tour-express por su casa, que no es poco. Para los que ya leísteis los artículos anteriores (Karl y David), ya sabéis de qué va; y los que no, ya sabéis.

Valentino Clemente Ludovico Garavani, su nombre real; un diseñador famoso hasta el punto de conseguir que el personal más snob llame Rojo Valentino al rojo pasión.

Como la mayoría de los diseñadores de moda, su lugar de residencia es uno de sus secretos mejor guardados.

Valentino-Garavani-Chateau-de-Wideville (10)

A pesar de ser de origen italiano, vive en varias de las ciudades más cosmopólitas del mundo. Pero su Château de Wideville situado a las afueras de París es, sin duda, su residencia más famosa y admirada.

Para más sorpresa, toda la decoración tiene una fuerte infulencia asiática, dado que se considera una persona totalmente cautivada por la cultura china.

Valentino-Garavani-Chateau-de-Wideville (3)

Pese a no ser su residencia oficial, Valentino pasa épocas largas en ella.

Fue un castillo propiedad de una de las amantes del ex ministro de finanzas Luis XIII, y el diseñador la adquirió en la década de los noventa.

Valentino-Garavani-Chateau-de-Wideville (2)

Tiene ocho dormitorios y unas salas totalmente iluminadas con luz natural.

Una vez al año, Valentino celebra una fiesta de gala en su humilde morada; a la cual acuden celebridades de la talla de Gwyneth Palthrow o Blake Lively.

Valentino-Garavani-Chateau-de-Wideville (6)

Si nos fijamos, el total de la casa y de la mayoría de salones se caracterizan por su prácticamente exacta simetría. Es una característica que encontramos en muchos de los châteaux franceses del siglo XVII.

En cuanto a las obras de arte, que no pasan desapercibidas, la gran mayoría son objetos que el italiano trajo de su viaje a Beijing en el 93. Los cuadros son retratos de la dinastía china de los Qing.

La elección de los colores está en armonía, a pesar de ser éstos vivos. Y, aunque la fusión exterior palaceteinterior chino es atrevida, el resultado es realmente bueno.

Originalidad, uno de los sellos personales de Valentino.

Valentino-Garavani-Chateau-de-Wideville (5)

Valentino-Garavani-Chateau-de-Wideville (9)

Valentino-Garavani-Chateau-de-Wideville (7)

Valentino-Garavani-Chateau-de-Wideville (9)

Valentino-Garavani-Chateau-de-Wideville (4)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>