Louis Vuitton Bolsos España Outlet Shop

NUBES VS HORMIGÓN

fotografías: about:blank! @j_caner

__________________________________________________________________________

Lo urbano en masa, agobia.
Lo natural en exceso, aburre.

El que diga que no, miente.

Sino, imaginad una puesta de sol. La mítica que viene en serie en los fondos de pantalla. Un fotón, sí, pero aburrida.

La intervención del ser humano en la naturaleza; un tema delicado criticado por muchos pero objetivamente necesario.

3_4974523227c324260c06b

 

Los extremos (casi) nunca son buenos, debemos encontrar siempre un equilibrio entre lo artificial y lo natural.

Que vosotros creáis que nosotras no vamos maquilladas, no quiere decir que no llevemos una base nude.
Que nosotras creamos que no os  peináis no quiere decir que dentro de ese desorden capilar haya un orden regido por una estrategia matinal.

Lo dicho, las cosas más bonitas suelen ser la mezcla de dos extremos, la pureza es algo pasado de moda.

En la arquitectura ocurre lo mismo, al que le parezca bonito un edificio hermético blanco en  un descampado sin árboles; siento decirle que no sabe apreciarla.

Y, sin embargo, tampoco hay que irse a la cabaña del Amazonas hecha con palos y troncos.

A nivel urbano exigimos un cierto confort, por si un día nos apetece salir a dar un paseo y no volver aún más estresados.
Pero también queremos que haya una cierta harmonía, que nuestra intervención no desentone con el resto.

Y es que tenemos la manía de irnos a los extremos. Vivimos en urbes llenas de ruido de lunes a viernes y los fines de semana nos vamos al silencio absoluto del campo. ¿Dónde está el equilibrio?

Para contrarrestar las sensaciones causadas por cláxones de taxis irregulares, alarmas de tiendas en rebajas, petardos sobrantes post-sanjuan y niños llorando en paradas de autobuses, os invitamos a levantar la mirada. Literalmente.

A través de las siguientes fotos de @j_caner, planteémonos una nueva forma de concebir lo que tenemos delante.

1382157_10151825368562211_1628360444_n

 

nenas

10262134_10152364614567211_2833758407504944433_n

1930485_27778482210_1580_n

1930485_27778487210_1880_n

1157652_10151791924462211_2059619030_n

Mirad aquello que os rodea, más allá de los cimientos que aguantan el lugar donde os encontráis.

Lo realmente enriquecedor está en la fusión, en la mezcla, en los grises. Lo jodidamente bueno son los grises.

¿Qué sería de una ciudad sin su skyline? ¿De un campo deshabitado?

Acostumbrémonos a mirar al cielo cuando el semáforo está en rojo. Y a informar a los que trabajan que estamos disfrutando de la paz del campo.

556091_10151387797907211_1085519291_n

10155616_10152263346877211_8737196869245674498_n

Dejémonos de tanto selfie y enfoquemos hacia el lado contrario para encontrarnos con una arquitectura que se fusiona con lo natural, que es potenciada por algo que nosotros no hemos creado.
Que es más bonita porque lo que ya estaba la acoge y la mejora.

Y miremos a cielos de colores imposibles diciendo que es NUESTRO cielo, que no pueden plagiárnoslo sin tener que mencionarnos. Que ya viene con sello.

71432_10152088745282211_826910750_n

Todos deberíamos tener ese punto de vista, de aportar algo nuevo y de ser capaces de apreciar lo bonito de lo que ya estaba y de lo que nosotros colocamos. De hacer esa fusión y que salgan cosas como esta, de que surja ese sentimiento de melancolía de pensar que estamos en el blanco o en el negro.

Que debemos irnos al gris. 

18981_10151330183697211_1339999399_n

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>